Las frases más tristes del mundo

La biografía de toda persona está compuesta por una consecución de sentimientos de todo tipo: alegrías, penas, sorpresas agradables y desagradables… Todo ello nos modela y nos da forma que te hace buscar cuales son las frases más tristes del mundo.

Esto hace que resulte sencillo empatizar con los otros. De alguna manera, cualquier habitante del planeta, en cualquier momento de la Historia, ha pasado por experiencias similares y es capaz de situarse en el mismo lugar.

La literatura, el cine o cualquier otra manifestación artística también están llenas de estos sentimientos compartidos. Por eso, en los libros, en la poesía, en los ensayos, es fácil encontrar citas que ayuden a las personas a poner palabras a lo que les ocurre. Las frases más tristes del mundo ya han sido dichas por escritores como Federico García Lorca, Neruda o Ovidio. Desde la antigüedad clásica hasta el mismo día de ayer, los creadores artísticos trabajan sobre imágenes de tristeza y dolor que persiguen que los lectores comprendan con ellas lo que les ocurre. En resumen y como explicación las frases más tristes del mundo son aquellas que alguna vez en tu vida le dan sentido a esa experiencia que ha hundido tu alegría.

Por eso hemos preparado una lista de frases tristes sacadas de todas las disciplinas artísticas y de todo momento. Y también de un buen número de temas variados: desde el amor, hasta la muerte, pasando por la infancia o el paso del tiempo. Una guía para usar en cartas, mensajes o simplemente para leer y sentirse reconfortados.

Frases tristes de amor

La poesía, la narrativa e incluso el teatro, desde el inicio mismo de la Literatura, han tenido el amor (más bien el desamor) como protagonista indiscutible. La escritura clásica, con obras como Medea, la poesía pastoril del siglo XVI y las novelas decimonónicas son grandes ejemplos de ello.

Autores como Luis Cernuda, el recientemente fallecido Francisco Brines, Teresa de Ávila o María Victoria Atencia, por dar nombres de poetas españoles, son grandes autores que han escrito las frases más tristes del mundo en el tema del amor. Aquí un ejemplo de cada uno de ellos:

Luis Cernuda: “No es el amor quien muere, somos nosotros mismos”.

Francisco Brines: “El amor te degrada, e incomprensible si pienso en quién lo causa, fiel reflejo del sol que sois”.

Teresa de Ávila: “Vivo sin vivir en mí, y de tal manera espero, que muero porque no muero”.

María Victoria Atencia: “Porque te fue negado el tiempo de la dicha tu corazón descansa tan ajeno a las rosas”.

Frases sobre la muerte

La muerte es una de las grandes preocupaciones humanas. Es un misterio, algo que nadie desea, pero siempre llega. Es, por tanto, uno de los centros de la filosofía, y grandes pensadores le han dedicado escritos a esta gran parte de la biografía de cada persona.

Aunque hay algunas optimistas o incluso místicas, lo cierto es que la mayor parte de escritos sobre la muerte son frases tristes. Y vienen desde muchas disciplinas: la ya citada filosofía, pero también la medicina, la psicología o la religión.

Pascal habló del miedo y la tristeza que produce la muerte. De hecho, el filósofo consideraba que la sombra de ésta era algo que entristecía la vida de todo ser humano desde su propio conocimiento. Por eso escribió: “Es más fácil soportar la muerte sin pensar en ella, que soportar el pensamiento de la muerte”.

El pensador y escritor español Camilo José Cela dejó también una frase sobre la muerte que ha pasado a la Historia como una de las más tristes. Sigue en la misma línea de pensamiento que Pascal, lo que demuestra que lo que más triste es de al muerte no es tanto la muerte en sí, como la conciencia que tenemos de ella.

Esto decía Cela: “La muerte es dulce; pero su antesala, cruel”.

las frases mas tristes del mundo sobre la muerte

Por último, acudimos a uno de los pensadores más famosos, inteligentes y estudiados. Se trata de Horacio, un autor clásico para quien “La pálida muerte lo mismo llama a las cabañas de los humildes que a las torres de los reyes”.

Frases tristes sobre la distancia

En Portugal lo llaman Saudade. Es una especie de nostalgia por aquella tierra que se ha abandonado. La sintieron los expedicionarios que descubrieron América. La sintieron aquellos que formaron parte de la idea imperial de Carlos V. La sienten los jóvenes que tienen que marcharse de su país para trabajar en otras latitudes.

Ese dolor por la distancia ha sido utilizado como motivo de pensamientos filosóficos, como parte de las obras literarias y como protagonista de la poesía. Es por ello que Lisa Kleypas escribió una de las frases más tristes del mundo sobre la distancia: “Algunas personas son separadas por distancias que nunca pueden cruzar”.

Del mismo modo, el poeta portugués Fernando Pessoa dejó escrito: “Me siento tan aislado que puedo palpar la distancia entre mí y mi presencia”. Porque la distancia no es solo un problema geográfico, sino que puede ser sentimental.

Por ejemplo, dos amigos muy íntimos cuya relación inexplicablemente se enfría pueden encontrar un motivo de reflexión en una de estas frases tristes, como la dicha por Pablo Neruda, el poeta chileno de los 20 poemas de amor y una canción desesperada: “Para que nada nos separe, que no nos una nada”.

Estas son solo algunas de las frases más tristes del mundo. Nuestra Historia nos ha regalado muchas, infinitas de estas frases para poner las palabras exactas a lo que una persona siente en cada momento. Estas frases tristes son, a la vez que dolorosas, necesarias para entenderse y curar las heridas.